La belleza no es estatus, no es un Porsche ni un look “casual” más caro que el alimento anual de cien niños en Yemen. La belleza no es vanidad: rellenarse por aquí, succionarse por allá. La belleza es desobediente, subversiva. Brilla con luz propia. La belleza no se consume, no se compra ni se vende. No se...
Marido y mujer en la cocina. Marido: Creo que me estás traicionando. Mujer: ¡Qué te pasa, hablas pendejadas! Marido: Entonces dónde estuviste anoche. Mujer: ¡¡Qué te importa!! Marido: Es que últimamente estás tan distante, casi nunca estás en casa, te comportas como lo hací...
Todo empezó esta mañana. Unos lo llaman levantarse con el pie equivocado, yo lo llamaría levantarse con el recuerdo equivocado. La culpa la tuvo el radiodespertador que le compré a mi hija hace algunos días, y desde entonces oímos pop sin misericordia, desde que sale el sol hasta que cae, especialmente...
Volver a casa tras el feriado, al buzón a punto de estallar. A esos sobres conteniendo los rugientes monstruos de la rutina: pagos pendientes, contratos mal pagados, engaños disfrazados de ofertas. Volver al escritorio donde se arremolinan los proyectos iniciados y aplazados, las ilusiones traicionadas. Volver a la refrigeradora vac...
La pasión de la bestia fantástica eran las riquezas. Le bastaba escuchar el retintín de una moneda cayendo al suelo para sacar las garritas y saltar enloquecido en pos del botín. Collares de oro, billetes, diamantes, nada saciaba a esta criatura medio pato medio nutria, una especie de ornitorrinco, a la que el mago...
Todo lo impuro, tóxico, malo y peligroso viene de fuera. Nuestro cuerpo y patria son puros e inmaculados, templos no solo del Espíritu Santo sino de los genes superiores de nuestro pueblo. Desde niños aprendemos a diferenciar entre “los nuestros” y “los otros”; los nazis lo sabían: difundí...
La luz atraviesa los cristales y nacen los colores en la oscuridad del templo. Todos hemos visto alguna vez los vitrales de alguna catedral gótica narrando historias sagradas para llenar de luz las tinieblas. Lo que no habíamos visto nunca antes es ese muro de vidrio, de 20,5 metros de largo y 3 de altura, donde el camarada Lenin...
Salgo de New York Nails reconciliada con el mundo, con mi cuerpo, con mis espantosas uñas convertidas en minúsculas obras de arte. En la punta de mis dedos, el sedoso esmalte recubriendo esas uñas modeladas una a una con pincel. No puedo dejar de acariciarlas, admirarlas y sonreír como si brillara el sol a través...

Páginas